Go to Top

Consejos para controlar las varices

Para mitigar o eliminar los problemas derivados de las varices existen pequeñas pautas de actuación y consejos que pueden resultar muy eficaces. Las varices se caracterizan por provocar hinchazón, picor, sensación de pesadez o dolor principalmente en la zona de las piernas.

Dependiendo del tipo de varices que se tengan, las molestias pueden llegar a ser continuas y acabar interfiriendo en nuestras actividades diarias. Si se tienen en cuenta y se siguen una serie de consejos se puede controlar el dolor y, además, se puede conseguir un efecto preventivo.

Entre los principales consejos están:

  • Usar medias de compresión. Este tipo de medias se caracterizan por actuar como una barrera mecánica para que la vena inflamada por la acumulación de sangre no se dilate más. Además de contener la variz también ayudan a mejorar el retorno de la sangre hacia el corazón.
    Es cierto que el uso de las medias puede resultar incómodo, pero hay medias con distinto grado de intensidad que permiten irse acostumbrado poco a poco a ellas. Lo importante es ser constante, adquirir el hábito de llevarlas y pronto notará los beneficios que le reportan, sin olvidar su función preventiva.
  • Una dieta equilibrada también puede contribuir a mejorar los problemas de las varices. A veces, éstos están relacionados con el sobrepeso que ejerce más presión sobre las piernas favoreciendo la aparición de las varices.
    Alimentos como las verduras y las frutas son muy importantes en una dieta saludable y también porque se favorece el buen funcionamiento del riñón y en general de la circulación. También es recomendable tomar alimentos que faciliten el tránsito intestinal y eviten el estreñimiento.
  • Baños de inmersión. Sumergir las piernas en un recipiente con agua y añadirle sal marina o vinagre de manzana también resulta efectivo para aliviar la sensación de pesadez o la inflamación de las piernas. También son buenas las duchas con agua fría o caliente.
  • Ejercicios. Hay pequeños ejercicios y movimientos que pueden ayudarnos a mitigar los problemas de las varices. Por ejemplo, es bueno hacer rotaciones de los tobillos manteniéndolos un poco elevados, ya que así se favorece el bombeo de la sangre. Otro ejercicio es elevarse sobre la punta de los pies y repetir este movimientos varias veces. Caminar o subir escaleras también resulta eficaz contra los dolores de las varices.

Deja una respuesta