Go to Top

Prevenir las varices

No deje pasar más tiempo, es hora de prevenir.

Prevenir la aparición de las varices es posible. Es cierto que hay personas más propensas a sufrirlas, pero incluso en los casos en los que hay una disposición hereditaria u otros factores de riesgo como el sexo o los embarazos se puede tratar de prevenir su aparición.

La cuestión es cómo se puede conseguir. A continuación te damos algunas recomendaciones para prevenir las varices:

  • Controlar el peso es muy importante. El sobrepeso es un factor que puede contribuir, entre otras cosas, a aumentar los problemas de circulación y favorecer la aparición de varices.
  • El control de la postura puede ayudarnos a prevenir las varices. No es bueno permanecer muchas horas de pie o sentado. Con frecuencia las largas horas en estas posiciones se deben a nuestra actividad laboral, pero siempre podemos encontrar un momento para dar pequeños paseos, sentarnos, cambiar de postura o colocar las piernas en alto. Tampoco es recomendable permanecer mucho rato con las piernas cruzadas o estar sentado con las piernas colgando.
  • Elegir el calzado adecuado también puede ser clave en la labor de prevención. No es recomendable usar zapatos planos, con tacón alto o que nos queden muy ajustados. Todo esto dificulta el retorno venoso; lo mejor es usar calzado amplio, cómodo y con un poco de tacón.
  • La ropa ajustada también contribuye a entorpecer la circulación sanguínea. Por eso, es importante revisar nuestro vestuario.
  • El uso habitual de medias de compresión resulta muy eficaz para prevenir la aparición de nuevas varices. Además de evitar que la vena se dilate más, contribuyen a una mejor circulación.
  • La exposición a temperaturas extremas puede contribuir a la aparición de varices. Por eso, hay que evitar exponerse a temperaturas altas como puede ser calefacciones o braseros dirigidos a las piernas. Tampoco son muy buenas la sauna, los baños muy calientes o tomar el sol largo rato. Asimismo, el frío excesivo tampoco es recomendable, al principio puede contraer las venas, pero después puede provocar la dilatación venosa.
  • El ejercicio físico resulta muy beneficioso para prevenir la aparición de varices. Es bueno andar, subir y bajar escaleras, practicar ciclismo o natación. Con la actividad física regular movilizamos los músculos de las piernas y así ayudamos a impulsar la sangre hacia el corazón.

Permítanos ayudarle

Queremos conocer su caso para explicarle todo lo que podemos hacer por usted para que desaparezca su problema de varices.