Go to Top

Remedios para las varices

Las varices sí tienen remedio. Es momento de poner solución.

Las varices pueden causar importantes molestias a las mujeres y los hombres que las padecen. Estas dilataciones de las venas provocadas por la incapacidad de realizar un retorno eficaz de la sangre hacia el corazón pueden provocar dolor constante, hinchazón, sensación de picor, calambres y, en algunos casos más graves, úlceras o sangrado.

Para tratar de aliviar estos síntomas y tener mejor calidad de vida existen una serie de remedios que pueden ayudarnos a mitigar los problemas derivados de las varices. Algunos de ellos son:

  1. Realizar movimientos de rotación con los talones. Consiste en mover el talón de manera circular con el pie un poco elevado. De esta manera las bombas musculares ayudan a que la sangre suba, y así, bombeando la sangre, se va disminuyendo la presión de la variz y las molestias que sentimos se pueden ir reduciendo.
  2. Ponerse de puntillas. Este sencillo ejercicio de elevarse sobre las puntas de los pies, permanecer así unos segundos y volver a la posición de partida es un remedio que contribuye a mejorar la circulación de las piernas. Se puede realizar en cualquier momento, mientras nos sacamos un café de la máquina, mientras hacemos la comida o cuando nos parezca oportuno.
  3. La actividad física también es un remedio eficaz para tratar de controlar y disminuir los dolores y problemas de las varices. A veces, digamos, que castigamos nuestro cuerpo permaneciendo muchas horas de pie o sentado, y esto puedo contribuir al empeoramiento de nuestras varices. Realizar actividades físicas que favorezcan la circulación y el buen estado físico es importante para remediar los problemas de las varices.
  4. Disminución de peso. El exceso de peso contribuye a aumentar los problemas de las varices, por tanto, controlar nuestro peso y reducirlo, si es necesario, es fundamental.
  5. Alimentación equilibrada. Seguir una dieta equilibrada con alimentos que ayuden a favorecer el buen funcionamiento del riñón también contribuye a mejorar la circulación sanguínea. Así, el retorno de la sangre funcionará mejor.
  6. El uso de medias de compresión es un remedio que resulta muy eficaz para abordar los problemas de las varices. Éstas actúan como una barrera mecánica para que la vena no se dilate más y ayudan a mitigar el dolor a la vez que desempeñan una labor preventiva.
  7. Los baños de inmersión también son un remedio para controlar y disminuir los dolores y molestias. También te puedes aplicar friegas con productos naturales como aloe vera, vinagre de manzana o ajo que pueden calmar el dolor de las piernas con varices.

Como ves son pequeñas medidas que, sin embargo, pueden reportar importantes beneficios. No son ladrones de tiempo que interfieren en nuestra actividad diaria. Son fáciles de realizar, no necesitas nada especial ni complicado para ponerlos en práctica y, si los realizas de manera constante, se convertirán en hábitos rutinarios que no te costará hacer.

Permítanos ayudarle

Queremos conocer su caso para explicarle todo lo que podemos hacer por usted para que desaparezca su problema de varices.